Los Falsos Anuncios de Empleo

Enrique Brito, nuestro nuevo compañero de Blog, reflexionaba en uno de sus posts acerca de como estaba cambiando la distribución de los anuncios de empleo. Internet ganaba peso frente a los periódicos tradicionales, incluso entre las consultoras especializadas. Más agil, más barato, más flexible, más potente, más…tanto que, si se quería ser original, como señalaba irónicamente Enrique, quizás había que volver a mandar nuestro CV en papel. La otra alternativa para marcarse un tanto es entender, como afirmaba Andrés, que el CV esta desfasado en su concepción tradicional y que toca evolucionar hacia nuevos modelos de comunicación de nuestra oferta profesional. Pero eso para otro post.

En este toca seguir una linea argumental que se abre en los comentarios del post citado. Me refiero al uso de los anuncios de empleo en los medios tradicionales (y por supuesto también en internet) como un medio para vender marca (de la consultora, del oferente final, de una linea de producto x, etc…). Una publicidad sutil que aparenta no serlo. Y a raíz de esta idea, Enrique y yo señalamos como en algún caso, esto se lleva más allá. Los anuncios, y los procesos de selección, se usan entonces para fines espurios, totalmente distintos a los que habrían de corresponderles. A continuación cito una serie de casos bien conocidos, y algunos sufridos, en mi más tierna juventud:

  • Para empezar, recordar los ya expuestos. Aquellos en los que, la empresa cliente o el consultor, buscan recoger en la entrevista información gratis sobre el sector, o que les redactes , by the face, un plan de negocio o similares, con la peregrina excusa de una prueba práctica.

  • Están las empresas de selección que ofertan un puesto que no existe, y que lo que buscan es crear una base de datos de perfiles concretos que ofrecer a las empresas. Para estimular la respuesta al anuncio crean la ilusión de ese puesto ficticio, en vez de manifestar que se trata de ir formando una bolsa de empleo.

  • También son muy ocurrentes aquellos que buscan generar ruido, publicidad. Por ejemplo los que tratan de crear largas colas en la calle de candidatos con el propósito de que los medios lo recojan como un suceso. Muy divertido.

  • Son muy divertidos los anuncios que lo que buscan es captar potenciales clientes. Bien a raíz del anuncio, bien gracias al proceso de selección, tratan de venderte, a ti, o a la empresa en la que estas y en la que tu tomas las decisiones, determinados servicios de consultoría, etc. Una modalidad de los mismos son aquellos en los que realmente buscan un franquiciado o un socio. Vaya, alguien poniendo pasta por delante, para entendernos.

  • Merecen destacarse los anuncios maquiavélicos que lanza una gran empresa, con una gran red, con un perfil muy concreto. Pretenden levantar la liebre, descubriendo aquellos profesionales de su propia firma que están pensando en levantar el vuelo. Así ellos podrán anticiparse de mil modos.

Malos tiempos para la ética.
¿Conocéis alguno más?

Fuente: http://www.elblogsalmon.com/mundo-laboral/los-falsos-anuncios-de-empleo
Publicaciones Relacionadas:

No hay comentarios.: