Oferta de Empleo Falso del Grupo Elite Profesional


Anuncian empleo en recursos humanos, pero resulta de vendedor.

En periódicos, agencias de empleo por Internet y volantes, se está volviendo cada vez más común encontrar ofertas de trabajo atractivas en el área de recursos humanos. En los avisos se dice que se busca personal en las áreas de publicidad, archivo, recepción, nunca en ventas, pero después de asistir a una capacitación durante una semana, el empleo resulta ser de vendedor.

Cuando conoció la experiencia de su amigo al asistir a una capacitación en la que cada día le prometían una sorpresa, que al final resultó ser que podía trabajar como vendedor desde su casa, una lectora, que pidió reserva de su nombre, quiso investigar el modo como las empresas que usan esta táctica, involucran a tantas personas.

En un aviso clasificado que ofrecía empleo en recursos humanos buscó el número de teléfono y llamó. Le contestó una mujer a la que le dijo que estaba interesada en el empleo y ella le respondió que debía asistir a una entrevista al día siguiente.

Cuando llegó al edificio Colseguros del centro, en el que tenía la entrevista, vio que en el lugar había aproximadamente 100 personas que aspiraban a conseguir el mismo empleo. Antes de ingresar, le pidieron a todos que indicaran, al reverso de un papel con algunas preguntas de razonamiento lógico, el número de teléfono al que llamaron para conseguir la cita.

Esto le pareció algo extraño, pero lo que le causó mayor asombró fue lo que siguió. Cuando el auditorio estaba lleno, una persona empieza a hablar durante casi una hora sobre la maravillosa oportunidad que tenían al asistir a esta reunión, pero nunca menciona el nombre de la empresa, la cantidad de empleos que tienen bacantes y cómo se va a hacer la selección.

Luego les piden a los asistentes que estén interesados en conocer más sobre el empleo que escriban Sí en el mismo papel en el que anotaron el número de teléfono. Los que escriben que No, los hacen retirar del auditorio.

Hasta aquí llegó la experiencia de la lectora, porque no estaba dispuesta a ir durante una semana a escuchar largas charlas sin conocer siquiera el nombre de la empresa para la que supuestamente trabajaría. Pero al asistir se dio cuenta de que de esta misma forma fue como involucraron a su amigo en una venta de lociones del Grupo Elite Profesional, que distribuye el productor Euroline.

A él le pusieron como primera meta para obtener el empleo, asistir a todas las sesiones de capacitación, cada día lo motivaban con una supuesta sorpresa que revelarían el último día. Tal sorpresa fue que no tenía que trabajar en una oficina, con un horario o un jefe que lo estuviera controlando, ya que el empleo que le ofrecían le daba la oportunidad de ser su propio supervisor. Mejor dicho, se convertiría prácticamente en dueño de su propio tiempo y negocio.

Pero para acceder a tan atractiva oportunidad debía vender 4 productos (lociones) de 80.000 pesos cada uno. Para ahorrarse este paso, pagó de su bolsillo el valor total de las lociones. Cumplida esta condición le informaron que iba a trabajar desde su casa, que su misión era hacerle publicidad por su cuenta a la empresa y por cada persona que lograra involucrar en el negocio, le darían una comisión, que subiría si esta persona era un excelente vendedor.

Entusiasmado comenzó a hacerle publicidad por su cuenta a la empresa, sin embargo fue más la plata que invirtió que la que recibió luego de lograr que algunas personas aceptaran la propuesta y cumplieran la meta de vender 4 lociones. En vista de las pocas ganancias, se salió. Pero como no tenía ningún contrato con la empresa, nadie le respondió por el dinero invertido y de nuevo quedó desempleado.

Por eso la invitación de la lectora es que, por mayor que sea la necesidad de conseguir trabajo, la gente no vaya a entrevistas de empresas no conocidas, no acepte nada que no le ofrezca garantías, que no exija la firma de un contrato y mucho menos que venga de compañías que no requieran, como mínimo requisito, la hoja de vida.


Habla la Superintendencia

Ante estos casos en los que se ofrece empleo en áreas diferentes a la de vendedor, Nelly Matallana, jefe de Protección al Consumidor de la Superintendencia de Industria y Comercio, afirmó: “toda la información que se le entregue al consumidor debe corresponder a la realidad, debe ser veraz y suficiente. Si al consumidor se le atrae con un incentivo adicional, cualquiera que sea, se le debe cumplir bajo los términos que están contemplados en el anuncio y en la oportunidad”.

Por esta razón, si la empresa presenta información que no es real en un anuncio se atiene a ser castigada con sanciones monetarias que están entre uno y cien salarios mínimos. Estas sanciones están contempladas en el Estatuto de Protección al Consumidor y son determinadas por la Superintendencia o, como delegado de ésta, por el Alcalde de la ciudad, después de haberse hecho la investigación respectiva.

Aunque se intentó establecer contacto con el Grupo Elite Profesional en los diferentes números de teléfono que aparecen en los avisos, no fue posible porque aparecen como no asignados al público, y el celular pasa directamente a correo de voz.


Lectores comentan

"Algo muy similar me sucedió a mí y a unos compañeros en el antiguo edificio de Colseguros del centro.

Desde el lunes 2 de marzo, hasta el miércoles 4, asistimos a una capacitación para conseguir empleo como auxiliares en la empresa Semark y Red Limitada, pero a medida que fueron pasando los días nos informaron que debíamos entregar 500 mil pesos para obtener el empleo o vender unos kit de lociones y pijamas de 120 mil pesos. Al reclamar ante los organizadores de la capacitación que esto era una estafa, y que estábamos buscando un empleo y no entregar dinero a una empresa, fuimos obligados a salir del edificio, seguramente para que las otras personas que estaban en el auditorio en la capacitación no nos escucharan.

Aunque llamamos a la policía, ésta no pudo hacer nada porque se necesitaba de una demanda. Sin embargo, los oficiales nos recomendaron pedir la devolución de los documentos que habíamos entregado (fotocopia de la cédula, certificado del DAS y la hoja de vida) porque podrían utilizarlos para hacer negocios sin nuestro consentimiento".
Alejandra Rodríguez

Fuente: http://tips.elcolombiano.com/Denuncias/Falsosanunciosdeempleoenrecursoshumanos/tabid/1674/Default.aspx
Publicaciones Relacionadas:

No hay comentarios.: