Desarticulada una red que vendía falsos contratos de trabajo a inmigrantes

Un empresario de la construcción de Cala Rajada habría obtenido 30.000 euros con este fraude

m.o.i. palma ­La Policía Nacional ha desmantelado en Mallorca una red que vendía contratos de trabajo falsos a inmigrantes para obtener prestaciones del ministerio de Trabajo y permisos de residencia. El cabecilla del entramado era un empresario de la construcción de Cala Rajada, que habría conseguido más de 30.000 euros con este fraude. La operación se ha saldado con 15 detenidos, según informó ayer la Policía.
La investigación, llevada a cabo por agentes de la Brigada Provincial de Extranjería con la colaboración de la Unidad Especializada de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, ha permitido paralizar una docena de expedientes de prestaciones indebidas. Los inmigrantes abonaban cantidades de entre 150 y 1.500 euros por los contratos fraudulentos de una empresa ficticia. Con ellos, el empresario les daba de alta en la Seguridad Social, con quien el constructor ha acumulado una deuda de más de 66.000 euros.
De esta manera, los extranjeros conseguían prestaciones por de-sempleo y solicitaban permisos de residencia por arraigo o su renovación. Las pesquisas de la Policía, que se ha incautado de abundante documentación y ha detenido a 15 personas de diversas nacionalidades durante el operativo, apuntan a que los acusados habrían obtenido unos 25.000 euros de las arcas públicas con este fraude.

Publicaciones Relacionadas:

No hay comentarios.: