Estafan en Honduras a 800 personas con falsos trabajos en Canadá

Santa Rosa de Copán, Honduras
Campesinos pagaron L10,000 cada uno a una empresa falsa por un cupo.

Siguiendo un sueño y pretendiendo salir de la pobreza, un grupo de personas fue estafado por delincuentes que les habían prometido llevarlos a trabajar en Canadá.

Unos 800 habitantes de distintos lugares del occidente de Honduras, guatemaltecos y salvadoreños arribaron en masa a las oficinas de la Dirección Nacional de Investigación Criminal (DNIC) de Santa Rosa de Copán para denunciar la estafa de la que fueron víctimas.

Con maletas en mano, recibos falsos y rostros desencajados, decenas de personas denunciaron cómo un grupo aparentemente bien organizado de estafadores le cobró al menos 10 mil lempiras a cada uno por supuestamente llevarlo a trabajar en Canadá.

José Antonio Arita, agricultor de Corquín, Copán, contó que la estafa empezó hace un par de meses, cuando en dos estaciones radiales con alcance a Copán Ruinas, Santa Rosa y Gracias, Lempira, se empezó a difundir una campaña que alentaba a los campesinos a buscar una alternativa de emigración al país del norte.

“Decían que ya se habían llevado a 19 mil personas y que esta vez solo ocupan dos mil más para ir a trabajar en corte de manzanas y uvas en una empresa en Toronto”, relató Arita en uno de los pasillos de atención al ciudadano de la posta policial de Santa Rosa de Copán.

“En la radio daban los números de teléfono y la dirección de las oficinas. Como si me estorbara el pisto, me movilicé rápidamente y luego de dos visitas y de conseguir los 10 mil lempiras por la venta de mi motosierra logré apartar mi espacio”, relató el agricultor.

Los estafadores nunca dieron nombres completos. Se hacían llamar Cristóbal y Gabino, quienes entregaron recibos falsos y papeles sin fundamentos a sus víctimas, que en su mayoría son personas que no saben leer y escribir.

Hábiles estafadores

“Me dieron este boleto con el nombre de Cristóbal y su número de teléfono. Siempre respondían para cualquier consulta, pero ya el viernes no volví a saber nada de ellos”, contó Arita.

La banda de delincuentes supuestamente tenía oficinas en Lempira y Copán. Les habían dicho a sus víctimas que varios buses los esperarían la mañana de ayer en la terminal de Santa Rosa.

De allí serían trasladados a Tegucigalpa para abordar un avión que la madrugada los llevaría a Toronto, donde todos anhelaban una nueva vida.

“La empresa se llama El Sol Nace para Todos y estaba en un local donde había una tienda naturista”, relató otra víctima identificada como José Antonio Ramírez, quien viajaría con su hermano Hugo René.

“Lo que nos daba confianza es que todo era anunciado en las radios y cuando íbamos a la oficina siempre había gente.

Gastamos todos nuestros ahorros y solo jugaron con nuestras necesidades”, expresó con tristeza Hugo René.

El engaño fue descubierto la mañana de ayer, cuando los viajeros arribaron a la terminal de buses y se dieron cuenta de que todo era falso al encontrar totalmente desocupada la oficina y que ningún bus los llevaría a Tegucigalpa.

Las oficinas de la DNIC y del Ministerio Público estaban abarrotadas ayer, ya que se atendieron las denuncias de los perjudicados, quienes pidieron ayuda para investigar el paradero de los delincuentes que huyeron con su dinero.

Fuente: www.laprensa.hn
Publicaciones Relacionadas:

No hay comentarios.: